Creando un hogar conectado (5) – Electrónica de red acorde a los contenidos

Autopista
Imagen Caminos  por  Ramon Llorensi   (CC BY-NC-ND)

Electrónica de red… lo siento, pero sí. ¿Nunca se te ha quedado un vídeo de YouTube o una película que estás sirviendo desde un NAS hacia tu reproductor con la imagen congelada?

Cuando adquirimos un producto o servicio podemos hacerlo dentro de un abanico de precios y características muy amplios, y cuando decidimos qué componentes son los que deben de conformar la electrónica de nuestro hogar conectado, la oferta donde poder elegir es brutal.

Es importante que antes de adquirir el mejor y más caro de los elementos, que seguro que va a ser la leche pero que quizás no le vayamos a sacar el jugo, o el más baratito, que quizás se nos vaya a quedar corto y sufriremos de cortes o largas esperas, hay que dedicarle unos minutos a plantearnos qué tipos de contenidos son los que vamos a consumir/generar para así, hacer la compra más acertada.

¿Qué es la electrónica de red?

La electrónica de red es la parte de Hardware encargada de gestionar todo el trafico de que se transmite entre equipos (ordenadores, tablets, etc), tráfico que contiene la información sobre la película que estás viendo, la música que escuchas, etc.

Aquí encontramos a nuestro ya amigo el router, pero también otros elementos menos conocidos como los concentradores (hub), conmutadores (switch), PLC’s, puntos de acceso (access point), etc.

¿Más trastos además del router?

Si has posicionado y configurado tu router y no tienes problemas, no, no necesitas más aparatos, pero si no tienes cobertura (o es muy baja) allí donde la necesitas, si el acceso a los contenidos de Internet es lento (y no porque no tengas un buen puñado de Megabits contratados), si al reproducir películas sufres paros o microcortes, si al escuchar música en streaming, más que a Vivaldi, la 4 Estaciones te suenan a un rap de Eminem, si cuando copias un archivo de un equipo a otro tienes tiempo de prepararte una paella para 8 comensales, etc, entonces sí, quizás necesitas cambiar de router o añadir algunos elementos de electrónica de red adicionales.

Así pues, si bien en ocasiones abandonar el router de la operadora y hacerte con uno de bueno puede ser una solución, en otras no será la mejor, ni la más viable y, ni mucho menos, la más barata.

¿Qué debo tener en cuenta?

Para ver si con lo que tienes te apañas o si hay que tomar algún tipo de medida, hay 3 elementos fundamentales a tener en cuenta:

  1. Qué contenidos necesitas consumir/generar.
  2. Cuántos en casa están consumiendo/generando contenidos simultáneamente.
  3. Cuántas veces has proferido exabruptos por problemas de baja velocidad o falta de alcance.

Si el punto 3 no se ha dado nunca, puedes saltarte lo que queda de artículo y dedicarle tu preciado tiempo a leer cosas más interesantes; de lo contrario, sigue leyendo.

Para ver películas en 4K, necesitas una TV y un reproductor 4K. Bueno, pues según qué contenidos vayas a consumir/generar, vas a tener que garantizar que todo ese volumen de datos (tráfico) es capaz de circular por las carreteras de tu hogar conectado de forma satisfactoria.

Vamos a poner un ejemplo con los vídeos.

Para ver tus películas o series necesitas de un cierto bitrate (número de bits que se transmiten por unidad de tiempo) constante para no sufrir parones en la imagen y el audio; en líneas generales, según la resolución de la película, su calidad y el códec de compresión utilizado, las películas tienen un mayor o menor bitrate. Ese bitrate es lo que tiene que caberte por tu carretera de datos para no formarte un atasco.

Para saber qué bitrate tienen las películas y series que ves toma una muestra de ellas (utiliza la aplicación Mediainfo, por ejemplo). Piensa ahora en si la calidad de esas películas es la que deseas, porque quizás estás pensando en ver películas en 4K y no en 1080p. Bájate algunas de ellas y mira qué bitrate tienen con la misma aplicación.

Como referencia, puedes guiarte con esta tabla bitrates para películas de distintas resoluciones

Resolución Frecuencia estándar Frecuencia alta
4k 35-45 Mbps 53-68 Mbps
2k 16 Mbps 24 Mbps
1080p (Full HD) 8 Mbps 12 Mbps
720p (HD) 5 Mbps 7,5 Mbps
480p 2,5 Mbps 4 Mbps
360p 1 Mbps 1,5 Mbps

¡Ojo! debes ser consciente de que kb/s en la imagen de MediaInfo son kilobits por segundo, así que debes convertirlos megabits por segundo (Mbps) para poder compararlo con la tabla de bitrates, teniendo en cuenta que 1 Mbps = 1.024 kbps (kb/s), ergo 1.566 kbps = 1,5 Mbps

Si lo que vas a ver son series y películas en servicios de streaming como por ejemplo Netflix, la recomendación que da Netflix es de un mínimo de 25Mbps para contenido 4K y 5 Mbps para HD (1080p).

¿Recuerdas las tablas de velocidad que exponíamos en este artículo? Atendiendo a los bitrates expuestos, a 13 metros de distancia puedo ver una película en la más baja resolución (360p), pero junto a él puedo ver una peli en 2K.

Ahora imagina que en la familia soys varios consumiendo películas simultáneamente en diferentes habitaciones. Tendrás que multiplicar esos Mbps por tantas personas como estén visionando películas, y en todas las habitaciones necesitas que esos vídeos se muevan con fluidez.

Ahora súmale un equipo descargando contenidos de Internet, otro haciendo una copia de seguridad al NAS, alguien viendo vídeos por YouTube, otro escuchando música almacenada en el NAS mientras se ducha, etc, etc. ¿Te das cuenta de que puedes tener picos de volúmenes de datos muy altos? Pues eso es lo que necesitas soportar con tu electrónica de red.

En resumen…

Hemos visto que pueden existir otros elementos, a parte del router, que nos pueden ayudar a tener un hogar conectado, porque no siempre conseguiremos sólo con el router (por muy bien configurado y ubicado que esté) mover contenidos adecuadamente en todas las dependencias de la casa en que lo precisemos.

Si bien de cómo utilizar esos otros elementos en nuestro beneficio hablaremos en siguientes artículos, ahora ya sabemos que necesitamos prever cómo de grandes han de ser nuestras carreteras de datos para actuar en consecuencia según el tráfico que vamos a tener que canalizar.

La serie completa de “Creando un hogar conectado”

  1. Introducción
  2. Un router para todos
  3. Ubicación del router
  4. Configuración del router
  5. Electrónica de red acorde a los contenidos
  6. Extensión de la red

Hay más en preparación.

Hay más en preparación.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.