De la opinión al criterio, hay un trecho

Hechos No Opiniones
Imagen Facts Not Opiniions  por  Duncan C   (CC BY-NC)

El periodismo es la

Actividad que consiste en la recogida, clasificación y elaboración de la información, especialmente la que refiere a las noticias de actualidad, para difundirla en los diferentes medios de comunicación. Wikipedia

Uno de los géneros del periodismo es el de opinión, en el que se

Interpretan, analizan y valoran cuestiones relevantes con la intención de transmitir un determinado punto de vista sobre el tema.Wikipedia

Independientemente del lugar nacimiento o residencia, nivel cultural o económico, de nuestros gustos, estudios o creencias, hay algo que nos hace a todos los humanos iguales: tenemos opinión sobre las cosas y, si nos dejan, la expresamos.

El problema viene cuando queremos hacer de nuestra opinión un hecho cierto e indiscutible, una verdad absoluta carente de cualquier criterio y, por tanto, de cualquier base que la sustente, sin discernimiento ni juicio alguno, y es que de la opinión al criterio, hay un trecho.

Hace unos días El País publicaba el artículo ¿Merece tanto revuelo el iPhone 7? Ocho motivos que demuestran que no. En él se citan las razones por las que deberíamos pensárnoslo dos veces antes de comprar el último de los cacharros de la marca de la manzana mordida. El autor considera que no hay motivos a la vista que justifiquen esa atención desmesurada, ni desde el punto de vista tecnológico ni desde el ámbito de mercado. Obviamente opina de la keynote de Apple, sin comprender que el revuelo es porque Apple, como otras pocas marcas líderes, marca el camino a seguir.

Apenas uno de cada diez móviles en España son iPhone

Que 1 de cada 10 móviles sea iPhone, y más siendo todos gama alta, es un logro, si observamos la ingente cantidad de marcas y modelos disponibles.

Atendiendo al modelo, en 2016 Apple lanza 3 nuevos (SE, 7 y 7Plus), en 2015 y 2014 tan solo 2. Otros fabricantes lanzan anualmente paladas de modelos (tan solo Samsung, en 2015, 25 modelos bajo Android y Tizen). A mi entender se trata de un éxito.

Quizás el articulista pretendía comparar la cuota de iOS, no de iPhone, respecto de otros sistemas móviles, confundiéndose. En ese caso, en otros mercados (no el español) iOS supone entre 4 y 5 de cada 10.

Apple es la cuarta marca

¿El motivo para no adquirir un iPhone es que es cuarta marca? Entonces, ya siquiera plantearnos comprar un Motorola o un ZTE según este razonamiento.

En 2015 los 5 smartphones más vendidos a nivel mundial, de mayor a menor, fueron: iPhone 6, Galaxy S6, HTC One M9, Galaxy Note 6, iPhone6 Plus. A nivel mundial, según Gartner, en 2015 Samsung se posicionó como la marca más vendida, seguida de Apple, Huawei, Lenovo y Xiamoi. En el Q2 de 2016 Apple lidera las ventas. ¿Quizás el autor ya tiene los datos de los cierres de ejercicio fiscal de 2016, o es que ha consultado al Oráculo, o a Aramís Fuster? Además, con sólo modelos de alta gama, ¿no cree el autor que los resultados son más bien excelentes?

Por otro lado, ¿se pregunta el articulista cuál de las marcas es la mejor valorada? No todo es cuestión de cantidad, ¿verdad? Según estudio de la American Customer Satisfaction Index, en su ACSI Telecommunications Report 2016 lo fue Apple, seguida de Samsung, Motorola, HTC y LG.

El iPhone vende cada vez menos en el mundo

En un mundo repleto de dispositivos económicos especialmente diseñados para poder ser vendidos por no más de entre $50 y $100 en mercados como el inidio o el chino, y casi todos ellos con Android, es de lógica matemática que el porcentaje se reduzca. La penetración en estos países no se consigue con modelos de alta gama.

Además, Android se encuentra presente en campañas promocionales en las que te regalan un móvil por una suscripción; en este tipo de campañas se suelen juntar varias empresas que compran en masa terminales a fabricantes chinos por 4 nabos.

De todos modos, a los datos de ventas del estudio de Gartner en el punto anterior me remito.

Cuando compras un iPhone entras en el universo cerrado de iOS

Y cuando compras un terminal Android entras en el universo abierto de Android… No sé qué es peor o mejor, depende, en especial cuando abordas el tema de la privacidad, en el que Google busca que Android esté presente en el máximo número de terminales para que consumas sus servicios y así poder recolectar información sobre ti.

Veamos qué entiende el periodista por universo cerrado de iOS:

  • tiene escasas posibilidades de comunicarse con otros móviles que no se muevan con el sistema operativo nativo de Apple. Si se refiere a la mensajería instantánea, habrá que recordarle al autor que lo que es cerrado es la aplicación en sí. Si se refiere a transferencia de archivos, también Anroid es cerrada. Android Beam, como protocolo de transferencia de archivos, es tan propietario y cerrado en Android como lo es AirDrop en iOS. La solución multiplataforma está en el uso de otros mecanismos vía apps.
  • tienes que pasar por los filtros que impone la marca (iTunes, Mapas, Safari, Apple Store, etcétera) para arrancar aplicaciones o descargarse archivos. ¿Sabe el periodista que Chrome, Google Maps, etc están también en iOS?. En iOS has de pasar por su App Store, mientras que en Android puedes activar las opciones de desarrollador para instalar apps que no provengan de la Google Play, con el consiguiente riesgo. En iOS es frustrante no poder determiar qué aplicaciones por defecto abren qué archivos; para ello hay que usar la funcionalidad de Compartir, y también es molesto tener que usar iTunes, en según qué circunstancias, cuando en Android basta con acceder al sistema de archivos, con el consiguiente riesgo.
  • Bajarse una canción o disfrutar de una película puede convertirse en una pesadilla en el iPhone que veta determinado tipo de archivos (como BitTorrent). Nuevamente dependemos de las aplicaciones; puedes instalar cualquier reproductor que admita más formatos. Por cuanto a los torrent, ¿está abogando en favor de la piratería? ¿Quién se descarga contenidos P2P desde el teléfono?
  • intercambiar teclado: desde iOS 8 puedes instalar el teclado que te dé la gana, y ya estamos en iOS 10. Muy al día no está el autor.

A la pregunta que se hace ¿Por qué será que el 86% de los teléfonos inteligentes del mundo funcionan con Android?. Android no es un fabricante de terminales, sino un sistema operativo móvil con licencia Apache v2 -cualquiera puede usarlo y modificarlo para sus terminales-; iOS es de Apple, quien, además, fabrica sus propios terminales y sólo de gama alta; el más barato actualmete (el SE) cuesta 490€ en España; terminales Android se pueden adquirir en amazon.es desde 30€ (el Wiko Fizz, por ejemplo), y muchos te los regalan con una simple suscripción a un servicio. Así pues, la pregunta tiene fácil respuesta.

¿Alguien tiene un cargador de iPhone?

Sí, Apple se empecina en tener su propia visión de las cosas: conector Lightning en el iPhone, Thunderbold en los anteriores Mac, USB tipo C en los nuevos, o eliminar el jack de los audífonos.

Pero resulta que Lightning es superior a la Micro-USB, con la que sólo se puede cargar y sincronizar el terminal, y no transmitir vídeo, música o realizar otro tipo de funciones avanzadas; no es reversible ni bidireccional, y proporciona menos watios de carga.

El iPhone 7 no trae nada que no puedas encontrar en otro móvil

¿Qué es otro? ¿Un Samsung gama alta, un BQ gama media o un Wiko de 30€? En más, formulemos la pregunta de otra forma, ¿qué traen otros móviles que no podamos encontrar en muchos otros?

Acabamos de presenciar el evento en el que Google ha presentado los sustitutos de la gama Nexus: los nuevos Pixel. Una maravilla de aparatos; bonitos, completos y a la última. ¿Qué traen de nuevo que no tengan ya otros móviles? ¿Quizás Nougat 7.1? En definitiva, el orden de los factores no altera el producto.

Mi opinión, quizás sin criterio

La expectación por la keynote de Apple se explica por ser una compañía que, junto a otras pocas, marca el camino a seguir, al igual que genera expectación en los apasionados de la tecnología la presentación de los nuevos Pixel de Google. Además, no solo se presentaba un nuevo iPhone, sinó también el nuevo iOS 10, los EarPods y el nuevo Apple Watch.

Si bien el iPhone 7 no supone un cambio radical de diseño con respecto del 6S, ciertamente es una gran mejora en relación a éste, tanto en contrucción como en rendimiento, levantándole las pegatinas – con unas especificaciones hardware puras inferiores- al último modelo de Samsung, el Note 7 (cosa que ya hacía el anterior 6S en el mismo enfrentamiento, siendo el 6S un modelo de 2015).

Tampoco el nuevo Pixel presenta un diseño fuera de lo común, aunque tiene un buen empaque y estoy seguro de que está destinado a ser uno de los modelos top del 2017, supone una mejora sustancial respecto de los Nexus, aunque a un precio nada despreciable ($649 el más económico).

En mi opinión, un periodista, redactor de tecnología de un medio de la relevancia como El País, debería antes de escribir saber de qué está escribiendo y no vomitar, negro sobre blanco, una opinión basada en las argumentaciones del cuñado de turno o del amiguete de tertulias domingueras, sino hacer un buen trabajo de campo antes de escribir, y es que da la impresión de que algunos periodistas escriben sobre tecnología por el simple hecho de tener una lavadora en casa y saber utilizarla, dando opinión, sí, pero es que de la opinión al criterio, hay un trecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.